Asociación Vecinos Palomeras Bajas

Travesia Felipe De Diego 31 posterior
28018 Madrid
915071658
avpalomerasbajas@yahoo.es

 

 

Vallecas

Escudo de Vallecas.svg
Distrito Puente de Vallecas y Villa de Vallecas
Límites M-30 A-3
M-50
río Manzanares
Fiestas Virgen del Carmen
Segundo fin de semana de julio y Virgen de La Torre Segundo fin de semana de septiembre

Vallecas es una extensa área de la ciudad de Madrid (España), cuyo topónimo es el único extendido de modo pluridistrital dentro de la capital.

Fue municipio independiente, dentro del partido judicial de Alcalá de Henares, hasta 1950;1 en ese año, mediante Decreto-Ley, fue anexionado al municipio de Madrid.

El territorio del antiguo municipio se divide actualmente en dos distritos capitalinos: Puente de Vallecas (al noroeste, 245.180 habitantes) y Villa de Vallecas (al sureste, 92.794 habitantes, incluyendo el espacio conocido como Ensanche de Vallecas, recientemente construido con cerca de 20.000 habitantes censados),2 que se distribuyen entre los barrios administrativos de Casco Histórico de Vallecas y Santa Eugenia, pertenecientes a Villa de Vallecas, y Entrevías (incluido El Pozo del Tío Raimundo), San Diego, Palomeras Bajas, Palomeras Sureste, Portazgo y Nueva Numancia, pertenecientes a Puente de Vallecas..3

En el Puente de Vallecas se desarrolla una batalla naval, que se celebra desde 1981. A raíz de la prohibición de esta fiesta por parte del entonces alcalde José María Álvarez del Manzano (debida a unos disturbios ocurridos en una de las ediciones), la fiesta pasó a realizarse en la «clandestinidad». Un grupo de personas, los más involucrados en la organización durante aquellos años de prohibición, se constituyó en la denominada Cofradía Marinera de Vallekas en 2000, y solicitaron oficialmente el permiso para la celebración del acontecimiento, de cuya organización se siguen ocupando.4

Las fiestas de la Villa de Vallecas, cuya patrona es Nuestra Señora de la Torre, estando su ermita en el distrito de la Villa, se celebran en la segunda semana de septiembre. En ellas se realizan diversas celebraciones, destacando el flamenco, de gran implantación en la zona, recordando las raíces andaluzas de muchos de los actuales habitantes.5

Vallecas es sede -y da nombre- a un histórico equipo de fútbol, el Rayo Vallecano de Madrid, que milita en la Primera División del fútbol español y ha llegado a jugar la UEFA en la temporada 2000–2001.

Otro evento deportivo de gran tradición e importancia es la San Silvestre Vallecana, una prueba de referencia del atletismo popular en España, que se celebra cada año el 31 de diciembre.

Existe en Vallecas una emisora de radio comunitaria, Radio Vallekas, y un canal de televisión propio: Tele K. También se sitúa en la zona uno de los campus de la Universidad Politécnica de Madrid.

Situación

Vallecas se sitúa en el sureste de Madrid, quedando delimitado por el cerro Almodovar y la A3 —antigua Autovía de Valencia— en el norte, la autopista M-50 al este, el río Manzanares en el sur y la M-30 en el oeste. Su avenida principal es la avenida de la Albufera, que atraviesa Vallecas de norte a sur. Otras calles importantes, que comunican la avenida principal con otros barrios vallecanos son la calle Sierra del Cadi, Puerto de Canfranc, Payaso Fofó, Pedro Laborde, Pablo Neruda, Rafael Alberti, Miguel Hernández y José Paulete. Tambien destacan sus dos grandes paseos o bulevares: El Paseo Federico García Lorca en Villa y el Bulevar propiamente dicho en Puente de Vallecas, de dicho bulevar parte la famosa Batalla Naval de Vallekas. De reciente construccion es el Ecobulevar en el Ensanche.

Transportes

Moratalaz, y al otro lado de la Autovía del Este el distrito de Vallecas.

Vallecas cuenta con unos buenos accesos en transporte privado. Cuenta con la M-30, que sirve a los barrios de Numancia y San Diego, la M-40 que sirve a los barrios de Palomeras Sureste, casco histórico y Entrevías, la A-3 que sirve a Portazgo y Palomeras Bajas, la M-45 que sirve a Santa Eugenia (junto a la A-3) y al Ensanche de Vallecas.

En cuanto a transporte público la situación es bien distinta. El barrio está servido únicamente por la línea 1 del Metro de Madrid que discurre bajo la Avenida de la Albufera y el bulevar de Federico García Lorca. Esta línea se encuentra en un estado de saturación manifiesta debido a la edad de los trenes que circulan por ella (Serie 2000) así como que esta línea es la única que sirve a la Estación de Atocha, principal terminal de los ferrocarriles de Alta Velocidad y las Líneas de Cercanías.

En total, la línea 1 efectúa doce paradas en el barrio: Puente de Vallecas, Nueva Numancia, Portazgo, Buenos Aires, Alto del Arenal, Miguel Hernández (dispone de aparcamiento disuasorio), Sierra de Guadalupe (conexión con Cercanías), Villa de Vallecas, Congosto, La Gavia, Las Suertes y Valdecarros (estas tres últimas, en el desarrollo urbanístico del PAU de Vallecas).

También se puede llegar hasta Vallecas en 2 líneas de Cercanías: la C2 y la C7. Estas líneas discurren por el Ferrocarril de Madrid a Barcelona, que divide en dos el distrito de Puente de Vallecas y lo separa del del Villa de Vallecas. En el barrio efectúan cuatro paradas, Santa Eugenia, Vallecas (conexión con metro), El Pozo y Asamblea de Madrid-Entrevías. El 11 de marzo de 2004 (también conocido como «11-M»), explotaron varios trenes en las estaciones de Santa Eugenia y El Pozo a causa de un atentado perpetrado por una célula islamista, dejando 64 fallecidos en la estación de El Pozo y 15 en la de Santa Eugenia.

También cabe destacar que existe una estación abandonada en la línea de Madrid a Alicante (Santa Catalina) por la que pasan las líneas C3 y C4, situada en el Parque de Entrevías.

Medios de comunicación

Historia

 

Vallecas, en tal que pueblo, existía ya desde, por lo menos, los principios del siglo XVII; Tirso de Molina sitúa en el municipio su obra "La villana de Vallecas", publicada en 1620.

Su situación geográfica ha marcado el devenir histórico del barrio. A finales del s. XIX, la población del Puente de Vallecas (que toma su nombre del puente construido en el Camino Real sobre el Arroyo Abroñigal en la Edad Media) ya estaba formada por emigrantes del medio rural. A los jornaleros y pequeños artesanos se fueron sumando otros industriales, especialmente tras la legislación de 1878 que expulsaba del centro de la ciudad a aquellas actividades que pudieran resultar molestas.6

En los años 30 del siglo XX ya estaban urbanizados los barrios de Pacífico y Entrevías, y se iniciaban las obras en lo que sería Portazgo, Alto del Arenal y Palomeras. Desde el inicio del siglo la población del Puente se duplica, hasta superar los 50.000 habitantes en 1930.6 En la Segunda República se produce el traslado del Ayuntamiento de Vallecas desde el Pueblo de Vallecas, donde estaba situado, al Puente, que se había convertido en el centro económico y social del municipio.6

Los años previos a la guerra civil española, así como los de la guerra misma, se vieron marcados por la condición eminentemente obrera e izquierdista del municipio, así como por su situación intermedia entre Madrid y Valencia, donde se había trasladado el gobierno de la República, haciendo de Vallecas lugar de paso entre ambas ciudades.

En mayo de 1931 habitantes de Vallecas incendiaron el Convento de Monjas Bernardas, situado en una de sus calles; también en el Puente de Vallecas tuvo lugar en agosto de 1936 el asalto de un tren proveniente de Jaén, en el que se asesinó a un grupo de presos; entre los asesinados se encontraban un número de sacerdotes, entre ellos el Obispo de Jaén.7 Por esa misma condición de zona especialmente activista y destacada en la defensa de Madrid, Vallecas sufrió duros ataques durante la guerra: sus consecuencias fueron documentadas por el fotógrafo Robert Capa, que publicó en diciembre de 1936 un amplio reportaje en la revista Regards sobre el padecimiento de quienes habían perdido sus hogares en los bombardeos aéreos.8 9 10

Los primeros años tras la guerra, como en el resto de España, la población sufrió hambre y necesidades. Con el trascurrir de los años, Vallecas recuperó su condición de barrio de aluvión, comenzando a crecer rápidamente a partir de los cincuenta con la llegada de numerosos emigrantes a la capital procedentes de zonas pobres y eminentemente agrarias del país. Se construyeron pequeñas casas que formaron un barrio humilde y desordenado de calles de barro, chabolas y casas bajas, muchas de ellas construidas por sus propios habitantes.11 Es precisamente en 1950 cuando se produjo la anexión de lo que hasta entonces había sido un municipio en la ciudad de Madrid.

En la década siguiente, la zonas limítrofes de Madrid se fueron revalorizando, mientras la ciudad le ganaba terreno al Sur. Los intentos de la Administración de realizar expropiaciones y realojamientos para facilitar esas remodelaciones fueron encontrando paulatinamente movilizaciones vecinales, que serían el inicio del fuerte movimiento asociativo vallecano que llega hasta nuestros días. Dicho movimiento tuvo, una vez más por el carácter bullicioso e "izquierdista" del barrio, también una vertiente reivindicativa política de lucha contra la dictadura franquista.6 A partir de los años setenta las casas bajas fueron dando lugar a bloques pequeños de pisos en las zonas más urbanizadas. Mientras, en Entrevías y El Pozo del Tío Raimundo se construían colonias organizadas de casas adosadas.

La llegada de la democracia trajo los avances sociales esperados (el realojamiento de más de 12.000 casas en viviendas de protección oficial), pero también nuevos problemas: los años ochenta trajeron una importante degradación, debido a la proliferación de la droga y delincuencia. Del mismo modo es destacable el auge de las actividades culturales llevadas a cabo por movimientos sociales y políticos de carácter vecinal, herederos del carácter del barrio. En 1987 se produce la división administrativa en los dos distritos actuales: Puente de Vallecas y Villa de Vallecas.

En los años 90, simultáneamente al descenso del problema asociado a la drogadicción, se urbanizaron grandes zonas de casas bajas como Palomeras y El Pozo del Tío Raimundo, que fueron derruidas en su totalidad para crear el denominado «Madrid Sur», con edificios modernos, parques y anchas calles, presidido en la actualidad por la Asamblea de Madrid, el órgano legislativo de la Comunidad Autónoma. Asimismo se desmantelaron los poblados de la droga como «La Celsa» (cerca de Entrevías) o «La Rosilla» (en el polígono de Vallecas Villa), manteniéndose únicamente en la actualidad el denominado «Las Barranquillas», en una zona apartada junto a Mercamadrid.

El inicio del siglo XXI trajo la importante ampliación del distrito de Villa de Vallecas con la construcción del desarrollo urbanístico conocido como Ensanche de Vallecas. Otro de los cambios más significativos lo ha supuesto la construcción y puesta en funcionamiento del Hospital Infanta Leonor para dar servicio al distrito y evitar desplazamientos a hospitales fuera del barrio. Asimismo, la última década ha traído consigo un importante aumento de la población de origen extranjero, que como en décadas precedentes llega a Vallecas emigrando de sus lugares de origen.

Fiestas populares

La iglesia de san Pedro ad vincula.

Las fiestas populares de Vallecas son las de la Virgen del Carmen, que se celebran el segundo fin de semana de julio. Actualmente se efectúan en el recinto ferial situado en la calle Puerto Balbarán, cerca de la estación Cercanías de El Pozo, en el barrio de Madrid-Sur. Estas fiestas son organizadas por la Junta Municipal de Puente de Vallecas. Al mismo tiempo, se organizan las alternativas Fiestas de la Karmela, convocadas por la Asociación de Vecinos Alto Arenal y el Ateneo Republicano de Vallekas, en el recinto ferial de la calle Buenos Aires. Es en estas fiestas alternativas donde se produce -entre otras cosas- la batalla naval.

El tercer fin de semana de junio, el barrio de Madrid-Sur celebra sus fiestas en honor de San Juan, las cuales se desarrollan en la Plaza del cine (actuaciones y casetas) y en la calle Puerto de Velate (Hoguera de San Juan). Estas fiestas son organizadas por la Asociación de Vecinos de Madrid-Sur y cuentan con el apoyo de la Asamblea de Madrid.

Las fiestas de Villa de Vallecas se organizan en la segunda semana de septiembre, en honor a la Virgen de la Torre. Se sitúan en el recinto ferial de Enrique García Álvarez.

Otras fiestas locales son:

El Desfile de Carnaval, en la segunda semana de febrero, el cual recorre la avenida de la Albufera, arteria principal de la ciudad, entre la avenida de Buenos Aires y la Plaza Vieja o Plaza de Puerto Rubio, según el callejero oficial. También es importante la Cabalgata de Reyes, el día 5 de enero, la cual discurre entre el Campo de la Paloma y la Junta Municipal de Vallecas, así como la romería de la Virgen de la Torre, en el mes de mayo.

El segundo fin de semana de junio, tambien cabe destabar el evento anual que se realiza en el Paseo Federico Garcia Lorca, llamado Muestra de Arte en la Calle, organizado por el colectivo Kontracorriente de Villa de Vallecas. En éste evento se dan cita clowns, malabaristas, cuentacuentos y demás artistas del ramo circense, así como efectos pirotecnicos y talleres para los más pequeños. Todo ello acompañado de la batukada Kontrabloko del propio colectivo organizador.

Desde hace una década, se realiza en todos los barrios de Vallecas (normalmente en abril) la actividad "Vallecas Calle del Libro" (*), que cuenta con múltiples actividades para fomentar la lectura entre las gentes del barrio. En dicha actividad hay certámenes literarios, conferencias, exposiciones y como una de las actividades centrales, la tradicional gymkana literaria "Homenaje a María Moliner", cuyos campeones en 2009 han sido el I.E.S. Dominguez Ortiz en categoría juvenil y las Juventudes Socialistas de Puente de Vallecas en categoría de adultos.

Asimismo, organizado por la ONG "Vallecas Todo Cultura", bajo el nombre de "Vallecas Todo Teatro" se ha celebrado el 1er Festival de Teatro de Calle en Vallecas, en 2009, que permitió a los vallecanos asistir a más de 32 representaciones de obras aportadas por más de 26 grupos de teatro de todas partes de España.

Vallecanos ilustres