Asociación Vecinos Palomeras Bajas

Travesia Felipe De Diego 31 posterior
28018 Madrid
915071658
avpalomerasbajas@yahoo.es

                                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estimados vecinos y vecinas:

¿Os habéis enterado?

¡¡Estamos de FIESTA!! Este año la Asociación Vecinal Palomeras Bajas cumple 50 AÑOS, si, si… Ya tiene 50 años, siendo la primera Asociación legalizada en Madrid.

Para celebrarlo, la Junta Directiva está organizando una serie de actos para conmemorar este aniversario.

Para empezar, se ha editado un calendario que nos habla de los logros que, desde su creación hasta la actualidad, hemos conseguido, entre todos, siempre apoyando a los vecin@s en sus necesidades para mejorar la calidad de vida en el barrio.

El calendario se entregará a cada socio cuya afiliación esté actualizada con la cuota correspondiente.

Podréis recogerlo en la Asociación,  de lunes a jueves, en horario de atención 18:30 a 20:30 h.

Para el mes de junio tenemos más actividades: Concursos, encuentros vecinales y hasta ¡¡VERBENA!!

Contamos con vosotras y vosotros para celebrar como se merece el 50 cumpleaños de nuestra, vuestra Asociación.

 

Enero 2018

Pincha en la siguiente Foto y bájate el calendario 50 Aniversario de tú Asociación

 

En febrero se cuidan los árboles.

Con la llegada de Febrero el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha planes de cuidado y reposición del arbolado. En Puente de Vallecas van a recuperarse 602 árboles, según lo previsto en el Plan de Plantaciones Ordinario para 2016-2017.

En Madrid Sur, se plantarán árboles en Av Buenos Aires, Av Pablo Neruda, Candilejas, Luces de Bohemia, Morena Clara.

También se inicia el plan de poda, que afectará al Parque de Novecento, Av Parque Palomeras Bajas, Viridiana, Av Buenos Aires, Cenicienta, Volver a Empezar, Bulevar de los Santos Inocentes, Sabrina, El Padrino, Romeo y Julieta, Violetera, Tristana, Mogambo y los parterres de Reina de Africa.

Desde el enlace se pueden consultar los documentos completos.

 

Plan de arbolado de zonas verdes y viarios

En la memoria del Ayuntamiento de Madrid, el Plan de Arbolado pretende asegurar la renovación del arbolado, fomenta la diversidad de especies y favorece el mantenimiento sostenible, que asegure la salud de la planta.

En la elección de calles se ha tenido en cuenta que existieran sistemas de riego instalados, la disponibilidad de especies sanas, y tratar de renovar calles enteras o secciones de parque para optimizar recursos.

La intención declarada del Ayuntamiento de Madrid, para acometer la ejecución del plan, es fomentar la biodiversidad de especies en el arbolado a plantar como medio de asegurar el patrimonio arbóreo ante el riesgo de plagas y adecuar el desarrollo a las posibilidades que ofrece cada zona, diversificando y enriqueciendo el paisaje.

Con esta actuación el Ayuntamiento comenzará a recuperar los alcorques vacíos, y cumplir con las demandas de Asociaciones Vecinales, y del Foro Local.

 

 

 

 

 

 

 

8 M - A.V PALOMERAS BAJAS CON LA HUELGA FEMINISTA

Asociación Palomeras Bajas apoyamos la huelga feminista del 8 de Marzo, y llamamos a todas las vecinas que viven y trabajan el barrio a que tomen parte activa en la misma.

Reproducimos el manifiesto de la comisión 8M. y os invitamos a todas las que formais parte del barrio a juntarnos en las manifestaciones y concentraciones convocadas, y si no al menos colguemos el delantal en la ventana.

Que se haga visible el deseo de un mundo con iguales derechos para todas las personas, e iguales obligaciones sin distinción de género.

Manifiesto 8M

JUNTAS SOMOS MÁS. Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo, la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.
La sororidad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa.
Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.
Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero… Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS. Juntas hoy paramos el mundo y gritamos: ¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan.

¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. Denunciamos la represión a quienes encabezan la lucha por los derechos sociales y reproductivos.
¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición. QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. Señalamos y denunciamos la violencia sexual como expresión paradigmática de la apropiación patriarcal de nuestro cuerpo, que afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad como mujeres migradas y trabajadoras domésticas. Es urgente que nuestra reivindicación Ni una menos sea una realidad.

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡MUJERES LIBRES, EN TERRITORIOS LIBRES!

Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida. Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.
Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.
No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.
Huelga contra los techos de cristal y la precariedad laboral, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Nosotras engrosamos las listas del paro. Muchos de los trabajos que realizamos no poseen garantías o no están regulados. Y cuando algunas de nosotras tenemos mejores trabajos, nos encontramos con que los puestos de mayor salario y responsabilidad están copados por hombres. La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género.
¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.
Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.
Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. No más pensiones de miseria, que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral y luchamos por la ratificación del convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico.
Gritamos bien fuerte contra el neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra del cambio climático y en la preservación de la biodiversidad . Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política.
Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud. ¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!
La educación es la etapa principal en la que construimos nuestras identidades sexuales y de género y por ello las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.
Exigimos un avance en la coeducación en todos los ámbitos y espacios de formación y una educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto; y en la que la perspectiva de género se transversal a todas las disciplinas. ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada!

¡VIVAN LA HUELGA DE CUIDADOS, DE CONSUMO, LABORAL Y EDUCATIVA!
¡VIVA LA HUELGA FEMINISTA!

Ninguna mujer es ilegal. Decimos ¡BASTA! al racismo y la exclusión. Gritamos bien alto: ¡No a las guerras y a la fabricación de material bélico! Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas. La consecuencia directa de las guerras son millares de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Exigimos la acogida de todas las personas migradas, sea por el motivo que sea. ¡Somos mujeres libres en territorios libres!

Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.

Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.

Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho.

Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!
Hoy, la huelga feminista no se acaba:
¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

    A.V. Palomeras Bajas es una entidad que lleva trabajando desde 1968 para transformar el barrio, mejorar las condiciones de vida de los vecinos y vecinas en los problemas comunes.

 

Desde aquí os iremos informando de todos los eventos y recogeremos todas vuestras opiniones.

 

ACTIVIDADES ASOCIACIÓN DE VECINOS PALOMERAS BAJAS CURSO 2018-2019

 

El programa de actividades para el curso 2018/2019 ya lo tenéis disponible en la Asociación por si alguna de las actividades es de vuestro interés.

    En el local de la Asociación

    - INTERNET PARA MAYORES
    - TALLER DE LECTURA
    - TALLER DE ANÁLISIS FILMICO
    - GIMASIA DE MANTENIMIENTO PARA MAYORES
    - REPARACION Y RECICLAJE DE ORDENADORES
    - TALLER DE BICICLETAS
    - ATENCION PSICOLOGICA

    En el centro cultural Paco Rabal

    - YOGA
    - GIMASIA HIPOPRESIVA
    - BAILE ESPAÑOL
 
Para inscribirse o ampliar información podéis pasaros por la Asociación de lunes a jueves de 18:30 a 20:30
 

 

Video de "EL BARRIO ES NUESTRO"
Pincha en el siguiente enlace vimeo.com/105890783

 

Vallecas tiene una larga historia, antiguamente era un pequeño pueblo situado al sureste de Madrid, nacido al calor de los flujos migratorios. Así Vallecas, en principio, fue un grupo de ventas de arrieros. Después un grupo de barracas de latas y maderas viejas. Más tarde, a la vez que Madrid se extendía y se acercaba al arroyo Abroñigal, sucia frontera sobre la que había un puente mísero, Vallecas creció, edificó casas sólidas, cegó el arroyo y se convirtió en uno de los barrios obreros más populosos de Madrid.

El arrabal del Puente y el barrio de Doña Carlota ya aparecen a finales del XIX, dedicado preferentemente a la agricultura y cuyo caserío era de viviendas de una planta, con pequeñas huertas.

La construcción del metro en el Puente de Vallecas, en 1924, supuso un importante paso para la expansión del distrito que alcanza su apogeo en las décadas de 1940 a 1950, asentándose en él, una gran población inmigrante.

En los primeros años de la década de los cincuenta, se inició una fuerte corriente de inmigración hacía este barrio, desde provincias del Sur de España, fundamentalmente de Andalucía y Extremadura.

La primaria identidad vallecana nace de la experiencia de compartir un espacio físico creado colectiva y cooperativamente por sus habitantes. La composición social de su población está marcada por su condición de inmigrantes venidos del campo y de ser integrantes de la clase obrera, junto a una homogeneidad sociocultural y unas problemáticas compartidas

Actualmente este distrito, situado en la zona sur de Madrid, tiene una superficie total de 1.489,14 ha y en concreto el barrio de Palomeras sureste de 307,37ha. Comprende los barrios de Entrevías, Sandiego, Palomeras bajas, Palomeras Sureste, Portazgo y Numáncia.

 

El tiempo en Madrid